martes, 31 de marzo de 2009

El primer dia del ultimo año

Tantas veces entrè y los vi.Los bancos lustrosos y risueños esperaban por nosotros.La luz descansaba en los pupitres, volcandose desde las ventanas hasta el suelo.Trituraban las voces los oidos de las paredes, y se sentìa el tamborilleo de la ansiedad.Subiendo hasta el momento ansiado, llegando al encuentro.Ver en los ojos el animoso entusiasmo pero sin desbordarse por los pàrpados me devolviò a la realidad.¡Otra vez! y quizas... ninguna mas. Un vez mas, la cuarta... la ultima?serà?Senti el regreso en mis manos.La hoja renacia y la palabra reencarnaba.El olor a nuevo que nunca se acaba inundaba mis nudillos algo apelmasados.El sonido melòdico de la enseñanza me arrullaba y me conducìa a ese nuevo sueño de aprender...Y encontrè en un verso una nueva inspiraciòn.Y encontre en una frase un nuevo motivo de vivir.Y encontrè en un abrazo un recuerdo de amistad.Y encontrè en unos escalones de mas un ànimo inquieto que no creì sentir...Me fuì con el alma empapada de realidad.Me fui con la cabeza llena de vuelos.Caminè media cuadra pensando en mañana,y entre a casa con una sonrisa en los labios..Digame señores... si esto no es amar cada instante de lo que uno hace, entonces.. ¿què es?

4 comentarios:

Marian dijo...

bellísimo
:)
me emocioné

Lila Negra dijo...

Ojalá cada una de estas palabras las hayas sentido tanto como suena que las sentiste. Amar lo que uno hace es la mayor bendición que podemos pedirle a Dios.

Lu... te quiero mucho, amiga. En mí vas a encontrar siempre un abrazo lleno de amor para vos.

Pancracia dijo...

Que felicidad!
que mi texto haya gustado asi!
que felicidad es poder expresar lo que uno siente, y que satisfaccion es llegar a los demas con las palabras! muchas gracias amigas mias, muchas gracias por completar mi emoción respecto a mi texto.-

Mariano Nahuel Bennasar dijo...

Ay, lindas palabras sinceramente... me gustó mucho de verdad Lu! Me sigue gustando como escribis, aunque estaría bueno escucharlo con tu voz no!? como en aquellas viejas clases de taller...
Me imaginé ese aula del cuarto piso escalera al fondo!
Te banco a muerte, y te dejo una invitación a mi blog ;)
Gracias por esas imágenes melancólicas! Te banco a muerte! Besos en el pupo!